PAÜL I CARRIL, Valerià y TORT DONADA, Joan (eds.), con la colaboración de Gemma Molleví y Alexis Sancho (2007): Territorios, paisajes y lugares. Trabajos recientes de pensamiento geográfico. / Territoris, paisatges y llocs. Treballs recents de pensament geogràfic. / Territorios, paisaxes e lugares. Traballos recentes de pensamento xeográfico. / Lurraldeak, paisaiak eta lekuak. Geografia-pentsamenduaren gaineko lan berriak, Cabrera de Mar, Galerada-Grupo de Trabajo de Historia del Pensamiento Geográfico (A.G.E.), 582 pp. ISBN:  978-84-96786-08-0.

 

PALABRAS PRELIMINARES

 

En agosto del año 2004 en Glasgow, durante el último Congreso de la Unión Geográfica Internacional, Joan Tort, de la Universitat de Barcelona, y Rubén Lois, de la Universidade de Santiago de Compostela, me propusieron realizar un Coloquio, doble y complementario, del Grupo de Historia del Pensamiento Geográfico: una primera parte se celebraría en Santiago de Compostela, la segunda en Barcelona, ambas con el argumento de «Historias, Geografías y Culturas». Se trataba de aprovechar la ocasión, además de para convocar a los investigadores en estos temas, relaciones y mediaciones, para aproximarnos a los espacios vitales y literarios, respectivamente de Ramón Otero Pedrayo y de Josep Pla, dos figuras que por la misma época se convirtieron en dos de los mejores escritores del paisaje ibérico, el uno desde la geografía, el otro desde la literatura. Todo ello no podía ser más acorde con el espíritu de la UGI y de su Comisión de Historia del Pensamiento Geográfico, con la que nuestro Grupo mantiene permanente contacto intelectual, investigador y personal.

Se han celebrado con esa intención, no uno, sino dos coloquios respectivamente en Santiago y Casa Museo Ramón Otero Pedrayo, en Trasalba (Ourense), los días 27 a 29 de junio de 2005, y en Barcelona y Palafrugell (Girona), en los locales recién inaugurados de la Facultat de Geografia i Història de la Universitat de Barcelona y en la Fundació Josep Pla de Palafrugell, entre el 2 y 4 de noviembre de 2006. En ambas ocasiones el éxito ha superado lo que esperábamos, y se ha demostrado la oportunidad del encuentro y la capacidad de convocatoria y comunicación del Grupo de Historia del Pensamiento.

Este libro recoge las contribuciones al Coloquio del Empordà. Como dicen en la Presentación los editores, Joan Tort y Valerià Paül, se ha preferido reagruparlas y reordenarlas para hacer un libro antes de limitarse a la mera reproducción de unas «actas». El título Territorios, paisajes y lugares resulta una buena descripción de un rico conjunto de trabajos, que pueden diferir en la mirada pero encuentran en esos términos su hilo conductor y su lugar común.

Uno de los mayores logros del Coloquio es que trabajamos, reflexionamos y disfrutamos en plein air, como se ha dicho que escribía Pla, o que parecía escribir Pla sobre los paisajes ampurdaneses, las gentes y los tiempos. Lo hicimos con la sabia conducción de una guía de campo redactada con esmero por los organizadores, que reunía muchas de las Coses vistes por el propio Pla y de lo que sobre ellas escribió. Esos días y esos momentos siguen sin duda en la memoria de todos los que tuvimos el placer de disfrutarlos.

La literatura es memoria de un país, dejó dicho Josep Pla. Así tuvimos la suerte de comprobarlo a través de sus textos y de sus paisajes. Así tendremos la oportunidad de volver a leerlo en muchas de las páginas de este libro. Mi reconocimiento más sincero se dirige pues a quienes hicieron posible aquel acontecimiento y su perpetuación en este libro. En primer lugar, a los participantes y a los autores. Tenemos la suerte de que las brillantes conferencias de Enric Tello, de Eduardo Martínez de Pisón, de Eliseu Carbonell y de Xavier Pla, pronunciadas durante el encuentro, estén todas ellas recogidas en esta obra. En segundo lugar, a la Facultat de Geografia i Història de la Universitat de Barcelona que tan amablemente nos acogió, y muy especialmente a la Fundació Josep Pla, en cuya sede, casa natal del escritor, pudimos celebrar nuestras sesiones y conocer en profundidad su vida y su obra. También a las entidades que apoyaron la celebración del Coloquio y la publicación, incluida la editorial Galerada.

Nada hubiera sido posible sin el esfuerzo y la sensibilidad de los organizadores, a quienes va mi agradecimiento más sincero y afectuoso, Joan Tort y Valerià Paül. También a Gemma Molleví, Lucía González y Alexis Sancho, que compartieron con ellos los trabajos de organización. La Guía de campo que elaboraron y que todos los que asistimos conservamos con celo es la mejor muestra de la sabiduría y el esmero con los que han trabajado. A ella se une ahora esta obra de autoría tan plural. No es poca la emoción de saberla dedicada a la gran amiga y geógrafa, Roser Majoral, cuyo recuerdo siempre nos acompañará.

La publicación de este libro supone la culminación de la primera etapa de la vida del Grupo de Historia del Pensamiento Geográfico, joven entre los que forman la AGE. El próximo mes de octubre, en el Congreso de la Asociación que se va a celebrar en Sevilla, se renovará su Junta y su programa, para seguir reflexionando sobre la geografía y sobre las geografías; sobre la que fuera la reina de las ciencias cuando nuestro mundo se estaba conociendo y la que comparte hoy con otras la responsabilidad de decirnos si estas geografías nuestras son sostenibles.

                                                                       Josefina Gómez Mendoza

Presidenta del Grupo de Historia del Pensamiento Geográfico AGE

 


INTRODUCCIÓN

 

Con el título de Territorios, paisajes y lugares. Trabajos recientes de pensamiento geográfico ofrecemos al lector el libro que contiene las contribuciones al III Coloquio de Historia del Pensamiento Geográfico. Este simposio, promovido por el Grupo de Trabajo de Historia del Pensamiento Geográfico de la Asociación de Geógrafos Españoles, se celebró en Barcelona y Palafrugell los días 2, 3 y 4 de noviembre de 2006. A los efectos del título hemos escogido tres palabras, «territorios», «paisajes» y «lugares», de un significado especialmente apropiado para la ocasión. No sólo porque constituyen tres conceptos geográficos esenciales –tres «lugares centrales», cabría decir, con perdón por la redundancia–, con múltiples correspondencias entre sí, sino porque, además, resumen de un modo vivo, elocuente y eficaz el fondo común de las diferentes contribuciones, más allá de su aparente diversidad temática, formal y escalar. En definitiva se trata de subrayar, mediante dicho enunciado, que la obra en su conjunto trata fundamentalmente de geografía.

Este es el segundo libro que se publica como fruto o resultado de un coloquio del grupo de trabajo aludido. Conviene puntualizar que no lo hemos querido plantear, en un sentido estricto, como unas actas. Nos ha parecido más oportuno, como editores, poner el máximo acento en cada una de las contribuciones, concibiéndolas como «capítulos» agrupados en seis bloques o ejes temáticos (más allá de los tres que sirvieron como fundamento y directriz para la organización material del coloquio). Asimismo, dentro de los diferentes bloques los capítulos han sido ordenados por orden alfabético de los autores, e iniciados en cada caso por las contribuciones de los cuatro ponentes que en su momento enmarcaron los debates: Enric Tello, Eduardo Martínez de Pisón, Eliseu Carbonell y Xavier Pla. Tal ha sido, en definitiva, el criterio que hemos considerado más claro como pauta para la sistematización y posterior consulta de los materiales.

La historia del territorio es el título del bloque que abre el volumen. En él hemos reunido las contribuciones que constituyen esencialmente estudios diacrónicos de territorios y paisajes, tanto en la línea de la geografía histórica tradicional como desde ópticas más recientes. El primer capítulo corresponde a la ponencia de Enric Tello y Ramon Garrabou. Su trabajo podemos conceptuarlo como un estado de la cuestión de las investigaciones geohistóricas. En cualquier caso, su enfoque retrospectivo no es óbice para que el análisis llegue hasta la actualidad y permita una serie de consideraciones sobre cambios territoriales recientes. En el siguiente capítulo Teresa Bullón nos ofrece un estudio de la Sierra de Guadarrama en el siglo XVI, a partir de las fuentes que la autora ha obtenido y que comenta en profundidad. Seguidamente, Pablo Giménez Font aborda las transformaciones geohistóricas del País Valenciano en relación con el cambio ambiental durante la Edad Moderna. Antonio Gómez Ortiz, por su parte, analiza la aportación de los viajeros ilustrados que accedieron a las cumbres de Sierra Nevada en los siglos XVIII y XIX e infiere, a partir de su consideración, evidencias y datos precisos sobre la denominada Pequeña Edad del Hielo. En el capítulo siguiente, Manuel Mollá se refiere a un momento decisivo en la historia de los espacios naturales en España: la creación de la Junta Central de Parques Nacionales y de los primeros perímetros y ámbitos territoriales que fueron objeto de protección. Mª Luisa Ramírez López, a su vez, en el contexto también del siglo XVIII, analiza las ciudades andaluzas a partir del Viage de España de Antonio Ponz. En el último capítulo del bloque, Sébastien Rayssac explica brevemente las transformaciones territoriales de las Landas de Gascuña y se adentra después en la «construcción» del pays administrativo en esa área y en la ideación de su proyecto turístico.

Geógrafos ante el paisaje constituye el segundo bloque del libro y consta de cuatro capítulos. Es en este sentido un bloque con pocas aportaciones, pero la homogeneidad de su contenido entendemos que justifica con creces un tratamiento diferenciado. De hecho, los cuatro capítulos que lo conforman abordan la relación de determinados geógrafos con unos paisajes o territorios en concreto (enfatizando, en algunos casos, la importancia que tales geógrafos han tenido en la construcción de la imagen de estos territorios). Sara Cerqueira y José Eduardo Pascoal, por un lado, analizan la imagen de España en la obra del portugués Luciano Cordeiro. José Naranjo y Antonio López Ontiveros, por su parte, tratan la significación de Cataluña y del Baix Empordà en la obra de Juan Carandell. Josep M. Panareda, en el siguiente capítulo, se centra en la percepción geográfica del macizo del Montseny por Salvador Llobet. Y, en último lugar, el autor acabado de reseñar y Jaume Sans se refieren al Delta del Llobregat visto a través de la mirada de Pierre Deffontaines.

Literatura y geografía, tercer bloque temático del libro, es el apartado con un número más destacado de contribuciones. Su razón de ser responde en buena medida al enunciado de la segunda ponencia del coloquio, que proponía el análisis de las reciprocidades y las interacciones entre la geografía y la literatura. Abre este bloque la ponencia de Eduardo Martínez de Pisón, quien, tomando como referencia un amplio abanico de autores –y haciendo especial hincapié en la aportación de geógrafos y literatos–, teje una vibrante historia de la percepción creativa del paisaje desde el ocaso del siglo XVIII hasta mediados del XIX. Sigue a esta primera contribución un capítulo a cargo de Antonio López Ontiveros sobre Juan Valera, centrado en el viaje que este escritor cordobés realizó a Rusia en 1856-57. A continuación, Olga Mori ofrece al lector un análisis de la imagen de Buenos Aires que se fundamenta, de un modo general, en la poesía argentina, y que se concreta en determinados aspectos de la ciudad especialmente significativos. Nicolás Ortega Cantero presenta, a su vez, una interpretación en clave geográfica de la literatura paisajística de la denominada «generación del 98», que pone el acento en las interrelaciones entre lo literario y lo geográfico en esa época. Por su parte, el capítulo de José Luis Palmeiro y Miguel Pazos dedica la atención a una de las obras más conocidas de Jules Verne, Viajes extraordinarios, y profundiza en su vertiente específicamente geográfica. En el capítulo siguiente, Sandra Sáenz-López desciende a un nivel de análisis que podríamos denominar «microescalar» para considerar el significado de la inclusión de la imagen del papagayo en cartas, mapas y mappaemundi de la Edad Media y de la Edad Moderna. De nuevo en las coordenadas de nuestra época, y en el plano de la literatura española, Joan Tort aborda el estudio de la dimensión paisajística en la obra de Federico García Lorca. Completa el bloque un capítulo a cargo de Perla Zusman, cuyo foco de interés se centra en la recreación paisajística del Sáhara por parte de viajeros catalanes a ese desierto durante las primeras décadas del siglo XX.

Los paisajes de Josep Pla, el cuarto bloque, puede interpretarse en cierto modo como una prolongación del tercero. De hecho, toma de modo similar a éste la literatura como referente esencial; pero con la particularidad de circunscribirse al universo literario y paisajístico de Josep Pla. La atención a Pla no debe extrañar al lector, en la medida que las «coordenadas territoriales» del coloquio, con un énfasis particular en el Empordà (y, concretamente, en el entorno de Palafrugell o Empordanet), fueron establecidas tomando como base la vida y la obra de este autor. En el marco de esta misma atención deben situarse las dos ponencias y las tres comunicaciones que constituyen el cuarto bloque del libro. Por un lado, la ponencia de Eliseu Carbonell nos ofrece una interpretación de la obra del escritor ampurdanés a través de la representación de landmarks o «hitos paisajísticos». Por otra parte, la ponencia de Xavier Pla i Barbero parte de una idea de ficción en la obra de Josep Pla para proponer, específicamente, un entendimiento de la misma más como una «invención» que no como una «descripción del mundo». En el capítulo siguiente, Fernando Arroyo efectúa un análisis de unos textos concretos de Pla –sus guías publicadas en Ediciones Destino–, en el marco de un análisis en profundidad del conjunto de guías de España que esta editorial publicó entre 1941 y 1977. A continuación, Gemma Molleví aborda la obra de nuestro autor desde el ángulo concreto de la cultura de la vid y del vino, y del reflejo de esta cultura en el paisaje. Y en el último capítulo del bloque, Jesús Revelles insiste en la tesis de Xavier Pla i Barbero antes expuesta: el paisaje en la obra de nuestro personaje es una «creación» que no puede disociarse de su propio autor.

Imágenes del paisaje, quinto bloque del libro, agrupa esencialmente las aportaciones que se centran en la creación de representaciones paisajísticas (al margen de los trabajos que apuntan hacia lo que cabría denominar «paisajes literarios»; trabajos que, por su especificidad, han sido considerados dentro del bloque tercero o cuarto). En el primer capítulo, Buenaventura Delgado y Juan F. Ojeda presentan un conjunto de imágenes recientes –deudoras, en buena medida, de representaciones heredadas– de distintos ámbitos y lugares del territorio de Andalucía. Por su parte, en el capítulo siguiente, Jacobo García Álvarez arranca de la particular visión de Toledo en determinados escritores del siglo XIX e inicios del XX para plantear hasta qué punto, a partir de tales visiones, se construye una imagen «canónica» de la ciudad. A su vez, y en un capítulo que responde a unas coordenadas geográficas y culturales radicalmente diferentes, Neide Marcondes y Manoel Bellotto nos proponen una interpretación en clave espacial de dos grupos indígenas del norte del Brasil. A continuación, y de nuevo en el contexto de Europa, Valerià Paül analiza las representaciones paisajísticas que han surgido en los últimos años en algunos lugares de Cataluña, en el marco de lo que se ha convenido en llamar «conflictos territoriales». El último capítulo del bloque lo constituye un trabajo de David Serrano sobre el polifacético Nicolau Rubió i Tudurí y su concepción del paisaje; concepción que por muchos motivos, como nos explica el autor, podría tener interés desde la óptica actual.

Aportaciones conceptuales y metodológicas es el sexto y último bloque del libro. De acuerdo con el enunciado, comprende los capítulos que tienen un mayor acento epistemológico y teórico. Nuria Cano abre el bloque, con una contribución en la que analiza el modo en que se está utilizando la noción de «paisaje»en la implantación y el desarrollo de las Agenda 21 rurales de Bizkaia. El segundo capítulo lo constituye un estudio de Elia Canosa, Ángela García y Ester Sáez sobre las imágenes empleadas en los artículos de la revista Estudios Geográficos entre 1940 y 1965, incorporando una metodología planteada al efecto por Didier Mendibil. A su vez, Enric Mendizábal, Albert Pèlachs y Joan-Manuel Soriano formulan una propuesta de descripción y análisis de los paisajes de Cataluña a través de los cinco sentidos, y que se basa un modelo establecido por Georges Bertrand. El último capítulo, a cargo de Paloma Puente, lo constituye un estudio teórico sobre los conceptos de «espacio» y «lugar» y su trascendencia en el plano del pensamiento geográfico; estudio que parte del mundo del arte para adentrarse luego en los campos de la filosofía y de la geografía.

 

Valerià Paül i Carril

Joan Tort i Donada

18 de agosto de 2007

 


 

SUMARIO

Palabras preliminares, 7

Josefina Gómez Mendoza


Introducción, 11

Valerià Paül i Carril, Joan Tort i Donada


I. LA HISTORIA DEL TERRITORIO

La evolución histórica de los paisajes mediterráneos: algunos ejemplos y propuestas para su estudio, 19

Enric Tello i Aragay, Ramon Garrabou i Segura


Interpretación del paisaje natural de la Sierra de Guadarrama según documentos históricos, 65

Teresa Bullón Mata


Cultura territorial y cambio ambiental en la Valencia moderna. Una lectura en clave de geografía histórica, 81

Pablo Giménez Font


Los libros de época y el descubrimiento geográfico de la montaña. El caso de la Pequeña Edad del Hielo en Sierra Nevada, 97

Antonio Gómez Ortiz


La Junta Central de Parques Nacionales y el paisaje en España (1916-1936), 113

Manuel Mollá Ruiz-Gómez


Las ciudades andaluzas en el Viage de España (1772-1794) de Antonio Ponz: algunas conclusiones de su estudio en clave geográfica, 123

María Luisa Ramírez López


¿Lo local como incentivo para el desarrollo turístico? Un estudio sobre las Landas de Gascuña (Francia), 143

Sébastien Rayssac


II. GEÓGRAFOS ANTE EL PAISAJE

La España de Luciano Cordeiro: espacios vividos, espacios de ficción, 159

Sara Cerqueira, José Eduardo Pascoal


Cataluña y el Bajo Ampurdán en la obra de Juan Carandell Pericay, 175

José Naranjo Ramírez, Antonio López Ontiveros


La percepción del paisaje del Montseny (Cordillera Prelitoral Catalana) por Salvador Llobet a partir del Mapa de los Mantos de Vegetación de 1947, 193

Josep M. Panareda i Clopés


El Delta del Llobregat visto por Pierre Deffontaines en 1949, 205

Jaume Sans i Margenet, Josep M. Panareda i Clopés


III. LITERATURA Y GEOGRAFÍA

Sobre el sentimiento de la naturaleza, 221

Eduardo Martínez de Pisón


Viajes, geografía y paisaje en la obra de Juan Valera (1824-1905), 239

Antonio López Ontiveros


La imagen de la ciudad de Buenos Aires en la poesía argentina, 263

Olga Mori


Lectura geográfica del paisajismo literario en la generación del 98, 281

Nicolás Ortega Cantero


Geografía, literatura y divulgación científica: los Viajes extraordinarios de Jules Verne, 299

José L. Palmeiro Piñeiro, Miguel Pazos Otón


Un cuento árabe para la imagen del sultán de Babilonia en las cartas náuticas mallorquinas, 313

Sandra Sáenz-López Pérez


La significación del paisaje en el universo creativo de Federico García Lorca. Una lectura geográfica a través de la biografía de Ian Gibson, 327

Joan Tort i Donada


El viaje al Sáhara y la transformación del desierto en paisaje colonial, 349

Perla Zusman


IV. LOS PAISAJES DE JOSEP PLA

La literatura como landmarks: elementos para una reflexión en torno a Pla, 363

Eliseu Carbonell i Camós


El paisaje subjetivado de Josep Pla, 377

Xavier Pla i Barbero


Josep Pla y las Guías de España de Ediciones Destino: una perspectiva geoturística y literaria de España a mediados del siglo XX, 389

Fernando Arroyo Ilera


El paisaje vitivinícola del Empordà a través de las aportaciones literarias de Josep Pla, 405

Gemma Molleví i Bortoló


Movimientos del yo en la geografía literaria de Josep Pla, 419

Jesús Revelles Esquirol


V. IMÁGENES DEL PAISAJE

Metáforas contemporáneas de paisajes andaluces, 433

Buenaventura Delgado Bujalance, Juan F. Ojeda Rivera


Valoraciones culturales y geográficas de la ciudad de Toledo en la primera mitad del siglo XX: de lugar de memoria e identidad nacional a paisaje patrimonial, 451

Jacobo García Álvarez


Agrupación tribal y arquitectura indígena. Un estudio de dos grupos en el norte de Brasil, 465

Neide Marcondes, Manoel Bellotto


«Paisajes de resistencia». Acerca de las representaciones paisajísticas de algunos conflictos territoriales recientes en Cataluña, 473

Valerià Paül i Carril


Nicolau Maria Rubió i Tudurí y la idea de paisaje, 497

David Serrano i Giné


VI. APORTACIONES CONCEPTUALES Y METODOLÓGICAS

¿Qué lugar ocupa el paisaje en los procesos de sostenibilidad actuales? La implantación de la Agenda 21 en las zonas rurales de Bizkaia, 513

Nuria Cano Suñén


La ciudad fotografiada (1940-1965), 527

Elia Canosa Zamora, Ángela García Carballo, Ester Sáez Pombo


Paisajes de Cataluña: una propuesta para su descripción y análisis, 539

Enric Mendizábal Riera, Albert Pèlachs Mañosa, Joan Manuel Soriano López


Espacio y lugar en el pensamiento contemporáneo, 555

Paloma Puente Lozano

 

Apéndice. El III Coloquio de Historia del Pensamiento Geográfico, 569

Anexo. Asistentes e inscritos al III Coloquio de Historia del Pensamiento Geográfico, 573

 

© Grupo de Trabajo de Historia del Pensamiento Geográfico - Asociación de Geógrafos Españoles